saluda(foto)

municipio_

fiestasotura_

ÚLTIMAS NOTICIAS

Teatro de títeres “Soy un pájaro”

Concejalía de Igualdad Siguiendo con las actividades de Pacto de Estado contra la Violencia de Género. Ayer nuestras niñas y niños de Infantil del CEIP “Virgen de la Paz”, disfrutaron [...]

Concierto flamenco “PALABRA DE MUJER”

Concejalía de Igualdad El próximo sábado 8 de junio a las 22:00h,en el Centro Cultural García Lorca, se celebrará un Concierto Flamenco “PALABRA DE MUJER” con las voces de Sensi [...]

Recogida de enseres junio

AVISO IMPORTANTE Los enseres, para su retirada, deberán depositarse en las zonas de recogida los días 14 y 30 de junio por la noche. Entre tod@s podemos conseguir una Otura [...]

Actuación de la asociación “Menta y Canela”

El próximo sábado 1 de junio en el Teatro Municipal de Alhendín, la asociación "Menta y Canela" presenta el musical de "El mago de Oz" a las 17:30 horas, y [...]

Taller “El buen uso de los medicamentos”

Este martes 28, se realizará el Taller “El buen uso de los medicamentos”, en el Centro de Participación Activa (Antiguas escuelas del Parque)a las 17:00h. Taller de entrada libre.

TELÉFONOS DE INTERÉS

958 555 101

958 556 000 / 677 502 941

600 160 762

608 233 764

958 246 900

958 570 007

Otura está ubicada en los límites del territorio conocido como La Campana, denominación que alude al territorio en el que se oía el sonido de la campana de la Torre de la Vela de la Alhambra. Está situada sobre un promontorio desde el que se domina la Vega y puerta al Valle de Lecrín, es decir, entre la Hoya de Granada y las cuencas costeras.
Al Dia de San Marcos, se le conoce también por el día “Ahorcar al diablo” o de los “hornazos”, que es un bollo de aceite con un huevo cocido en el centro. Ese día los vecinos lo celebran en el campo.
Cuenta la leyenda, que camino de las Alpujarras, Boabdil giró la mirada hacia Granada para contemplar la Alhambra por última vez, suspiró y rompió a llorar, siendo su propia madre la Sultana Aixa quien le dijo: “Llora como mujer lo que no has sabido defender como un hombre”
Desde aquel día el puerto de 865 m de altitud, donde madre e hijo tuvieron ese intercambio de emociones, es conocido como «El suspiro del Moro».